Palabras de una madre

Son muchos los que nos seguís, y cada día nos sorprendemos más con la gente que nos dice que nos lee, que nos apoya, que nos anima, que nos sigue… Gente que no conocemos y que se ofrece para ayudarnos. Pero hoy en especial quiero dedicar este post a una madre. A una mujer que conocí un día que fui al parque con el papa, hace ya unos meses y que desde entonces no hemos vuelto a ver más, y que nos ha hecho llegar por email  unas líneas  que escribió aquel mismo día que nos conoció.
Palabras que no nos han dejado indiferentes y que nos han tocado el corazón.

Gracias Glòria por escribirlas y por enviárnoslas. Si has tenido valor para enviárnoslas seguro que también hubieras tenido fuerza y valor para ser una gran madre con tu hija Laia.
Un beso enorme.
carta Gloria con fondo

Traducción:

AITOR

Hoy he conocido un niño especial, un ángel. Estaba en el parque, sentado en el suelo entre las piernas de su padre. Lo he mirado, le he sonreído y él me ha devuelto la sonrisa más bonita que os podáis imaginar.
Me he dado cuenta de que no era exactamente como los demás por sus manos. Jugaba con un cubo y una pala pero no podía cogerlos bien. Le faltaba fuerza y ​​le costaba mover los dedos.
Cuando lo miré con más atención, me dí cuenta de que le caía un chorreo de saliva cuello abajo. Ya no me ha sonreído más ni me ha contestado cuando le he preguntado el nombre. Su padre lo ha hecho por él : Aitor .
El padre parecía incómodo. Supongo que habrá conocido gente de todo tipo y temía mi reacción. Hemos hablado un rato y me ha contado algunas cosas de su hijo.
 A medida que íbamos hablando, parecía más aliviado, como si las cosas de las que hablábamos, por muy triviales que parecieran lo hicieran sentir como un padre más, un padre normal y corriente.
Qué fuertes son algunas personas sin saberlo ! Podrían mover montañas si se lo propusieran!
Hasta que no se tiene un hijo, no se sabe qué es el amor verdadero, el miedo, la angustia, ...
Qué profundo debe ser el amor y el dolor en padres como los de Aitor !
¿Habría sabido salir adelante si mi pequeña Laia no hubiera muerto dentro de mí? ¿Hubiera sido tan fuerte y tan valiente como ellos ?
No lo sabré nunca.

A mi pequeña Laia con el Síndrome de Down.
Glòria Menéndez
Barcelona, ​​martes 18 de marzo de 2014
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s